La tentación del perdón

Mientras se enfrenta a un problema de posibles filtraciones dentro de la Questura, Brunetti recibe por sorpresa a una amiga de Paola, su mujer, muy preocupada por la extraña actitud de su hijo adolescente. Cuando a medianoche el marido de la amiga aparece inconsciente y con graves daños cerebrales a los pies de un puente de Venecia, Brunetti empieza a pensar que el caso tiene que ver con el comportamiento de su hijo. Pero el camino hacia la verdad, como sabe por experiencia Brunetti, no suele ser una línea recta: un registro minucioso del despacho de Gasparini revela una cantidad inusual de cupones de descuento propiedad de una tía anciana, lo que termina revelando una estafa dirigida al sistema sanitario veneciano.
En la nueva entrega de Brunetti, el famoso comisario investigará sobre una mujer dividida entre el deber a su familia, el deber a la sociedad, las consecuencias imprevistas de las malas decisiones y la tentación de perdonar un crimen que nace del corazón.

 

COMPARTIDO POR: Libros por el mundo (MARZO DE 2018)

Compra este libro en:

 

2 comentarios sobre “La tentación del perdón

  • el abril 27, 2018 a las 11:30 am
    Permalink

    Cristina. Barcelona. abril 2018

    “Una novela que engancha desde el principio. Ambientada en Venecia, te hace reflexionar sobre si se debe perdonar un delito que nace del amor y de la humanidad”

    Respuesta
  • el julio 7, 2018 a las 7:18 pm
    Permalink

    Inés, Barcelona, Julio 2018

    Una novela de misterio sin excesivas sorpresas ni mucho suspense, pero que nos muestra el punto de vista de una Venecia cotidiana y que vive “a pesar” del turismo, muy diferente a la romántica e idealizada ciudad que suele aparecer en películas y novelas.
    Llena de personajes secundarios interesantes, como Griffoni, la compañera polícia napolitana de Brunetti, Donna Leon nos introduce en el ambiente decadente y parsimonioso de la ciudad, que acompaña perfectamente a la ambigüedad moral de sus personajes, tanto policías como víctimas o delincuentes.
    Me gustaría añadir que la frase de portada me parece un tanto exagerada y sacada de contexto, porque en ningún momento Brunetti pretende absolver el crimen, sólo descubrir la verdad, y su duda final, a mi entender anecdótica, sólo se debe al futuro del hijo inocente, no de los culpables.
    A pesar de ello, me ha parecido entretenida e interesante.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *